Mariana García y María Inés Paolantoni fueron nominadas por la IHF para arbitrar en Tokio 2020. Se convertirán en la primera pareja femenina del continente en participar de un Juego Olímpico y la tercera de nuestro país.

«Es un sueño hecho realidad», señala emocionada María Inés Paolantoni. «Fueron años difíciles de mucho trabajo y muchos desafíos, particularmente el año pasado donde perdimos a uno de nuestros compañeros en el continente como Thiago Da Silva de Brasil. Después el COVID se llevó a gente muy cercana, pero intentamos mantener la motivación a tope a pesar de no tener competencia interna en el último año porque sabíamos que en marzo íbamos a tener el Preolímpico y debíamos estar por lo menos al mismo nivel que en Mundial de Kumamoto».

Paolantoni, que había debutado en Mundiales IHF en 2014, debió adaptarse al año siguiente al retiro de su compañera María Florencia Zanikián y conformó una nueva dupla junto a Mariana García. En 2018 dirigieron el primer torneo internacional juntas: los Juegos ODESUR en Cochabamba. Allí, García se recibió de árbitro continental y más tarde ese mismo año fue calificada como IHF. Después llegaron el clasificatorio al Mundial adulto femenino, en Maceió, Brasil, y los Juegos Panamericanos Lima 2019. A mitad de año engrosaron su experiencia con el Mundial Juvenil Masculino de Macedonia y a fines de 2019 estuvieron presentes en el Mundial Adulto Femenino en Kumamoto, Japón.

«Hace un tiempo para mí esto era impensado, lo veía demasiado lejos», indica Mariana García, de 29 años. «Hoy puedo decir que estoy cumpliendo mi segundo sueño: el primero fue ser árbitro IHF y ahora este que estoy haciendo realidad».

María Inés Paolantoni, de 38 años, cuenta que «cuando llegó el mail, hicimos videollamada con Mariana y lloramos juntas de la felicidad, porque las dos sabíamos lo que significaba personalmente». Luego compartió su alegría con Florencia Zanikián: «Le escribí a Flor porque sin ella no podría haber sido posible, se emocionó conmigo y me dijo que se sentía feliz por nosotras, de que nos hubiéramos encontrado porque con Mariana teníamos las dos muy claro qué era lo que queríamos del arbitraje y nos unía la misma pasión».

«Estamos muy agradecidas por el apoyo recibido por parte de la Comisión Nacional de Arbitraje, de Thedy Adjemián, y Ramón Gallego —representantes del arbitraje continental e internacional—», expresó Paolantoni.

Tercera pareja argentina en los Juegos Olímpicos y primera femenina de América

Mariana García y María Inés Paolantoni serán la tercera pareja argentina en llegar a los Juegos Olímpicos. Los pioneros fueron Miguel Ángel Zaworotny y Eduardo Brosio, en Seúl 1988. En 2012, Carlos Marina y Darío Minore volvieron a llevar al arbitraje albiceleste al escalafón más alto en Londres.

El logro de García y Paolantoni cobra todavía más significancia si se piensa que es la primera pareja femenina del continente americano en llegar a los Juegos Olímpicos, un hito que enaltece al arbitraje nacional en su conjunto.