Como en la final de los Juegos Panamericanos 2011, el jugador volvió a marcar un gol de antología esta vez en la agónica victoria del Cuenca ante Granollers.

El 24 de octubre de 2011, Federico Pizarro se arqueó hacía su derecha hasta conseguir el ángulo perfecto para que su lanzamiento se cuele entre Maik Santos, histórico arquero de Brasil, y su palo izquierdo. Casi 10 años después de aquel gol en el final del primer tiempo de la final de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 en donde Argentina fue medalla dorada y se convirtió en olímpico por primera vez en su historia, Pizarro repitió la historia y escribió una nueva página de goles «imposibles». Esta vez fue en España, con la caída de su cuerpo hacía la izquierda y sobre el final del partido, gol que significó el triunfo del Cuenca ante Granollers 27:26 tras ir perdiendo por 5 a pocos minutos del final.

En su primera experiencia internacional, el primera línea zurdo lleva 62 goles en 22 partidos siendo uno de los argentinos más destacados de la temporada 2020/21.

Ante Granollers, triunfo que significó el tercero consecutivo para Cuenca que intenta revertir un mal comienzo de año, Pizarro marcó 3 goles, mientras que Martín Doldan aportó 3 más, Lucas Moscariello hizo 2, Pablo Simonet y Pablo Vainstein 1 más cada uno. Leonel Maciel fue otra de las piezas claves de la victoria con un 37% de
atajadas, cinco de ellas concretadas en los últimos 10 minutos de partido.

Mirá el golazo

https://twitter.com/CAHandball/status/1365399641064415232?s=20